lunes, 2 de julio de 2012

Los Padres de la Charlataneria y Cabronería Puertorriqueña Moderna, Vol. 1


Desde hace muchísimo tiempo hemos estado tramando una serie de colaboraciones con nuestro amigo Juanluis Ramos, uno de los colaboradores principales de uno de nuestros blogs locales favoritos, El Cassette Grabao. Ya tuvimos el placer de que Juanluis y su compañero LukeWarm contribuyeran una edición de la sección más leída de nuestra página, la simpatiquísima Bandas Que No Nos Gustan. Sin embargo, yo personalmente siempre había querido colaborar directamente con Juanluis, ya que soy admirador de sus escritos desde hace algún tiempo. Pues luego de un par de sesiones de brainstorming, se nos ocurrieron un par de ideas que valía la pena desarrollar. Y esta noche les presentamos la primera. O bueno, la primera porción de la primera.

 El humor del puertorriqueño es implacable. Tiene que serlo para poder sobrevivir en este infierno paradisiaco, en el cual la belleza y lo grotesco se entrelazan constantemente. Sobrevivimos porque de todo hacemos un chiste, lo cual seguramente es la razón primordial por la cual nuestra sociedad es el desastre que todos conocemos. Juanluis y yo nos fuimos en un viaje cabrón con este tema, tratando de identificar los componentes y arquitectos principales de la charlatanería boricua moderna. Aquellos que se inventaron las frases, puntos de vista, expresiones de doble sentido y pura cabronería de los cuales se nutre el sentido del humor moderno; lo que hace reir al charlatán callejero común del país. Pero relájense, nuestra misión no es una sociológica. Nosotros también somos unos charlatanes cabroneristas.

 Juanluis y yo decidimos tratar de recopilar los 10 máximos contribuyentes al sentido del humor del charlatán del Siglo XXI boricua. La lista se publicará en dos partes y los escogidos han sido enumerados al azar, no por mérito ni influencia. La segunda parte será publicada en El Cassette Grabao en algunos días, así que pendientes a eso.

 Que disfruten,

Juanluís y NBC




1. Emmanuel “Sunshine” Logroño: De todos los charlatanes cuyas pocas verguenzas vamos a celebrar, Sunshine es probablemente el más intelectual de todos. Ok, estoy seguro que al leer esa aseveración a muchos de ustedes les sobrevinieron flashbacks instantaneos de todos los pasos de comedia repetitivos y sofomoricos que se convirtieron en el modus operandi de Sunshine-post 1999. Para que puedan entender mi punto, necesito que se olviden de los 500 sketches identicos del Padrastro Pepe y de los otros 500 cuyo punchline lo eran los ataques de peos que afligian a Fafin Vega (el fatulo guru de la musica y relajacion new age) cada vez que se dividian sus chakras. Estos son ejemplos de su peor trabajo; filtrafa cocinada para satisfacer a las masas no pensantes.

Durante sus años de gloria, digamos entre los años 1987-1990 (época original del clásico y seminal programa de comedia boricua Sunshine’s Café), Sunshine era un tipo intelectualmente atrevido. Sus pasos de comedia tenian siempre, ademas de una frasesita pegajosa que el populacho podria aprenderse y gritar en unisono, una critica social directa y tajante. Aquellos que hayan visto la version original de ese programa recordaran criticas a las Iglesias evangelicas (El Hermano Emanuel), los piti-yanquis fanaticos estadistas que ni siquiera hablan ingles (Don Eleuterio---en su version original, antes de que fuese prostituido con la comedia moronica de su “hijo” Elpidio), las aventuras de los Boricuas Bestiales y el cubano truquero por excelencia (Vijiritico Ruiz).

Aun despues de que su comedia se convirtio menos oscura y mas family friendly, Sunshine comunico otras ideas humoristicas retantes, tales como el inolvidable Pato Justiciero y la version original El Condominio, en el cual los personajes representativos de cada una de las castas sociales puertorras se veian obligadas a interactuar y confrontarse con sus propios prejuicios, todo dentro de un marco de vecindad inmediata. Sunshine, sin duda alguna, ha demostrado ser un charlatan extremadamente inteligente, quien ha logrado comunicar ideas provocadoras a un publico que en su mayoría (en las raras veces que logra entenderlas) se siente ofendido por ellas.

Para mi, su contribución más grande al arte de la charlateneria y la cabroneria (aparte de la joya que una vez fue Sunshine’s Café) lo fue la publicación en 1990 del cassette del Combochorno Express, la banda que backiaba a Sunshine en ese programa de television. El disco, un documento importante en el desarrollo del humor del puertorriqueño común de hoy en día, contenía clásicos tales como “Pégamela (Pero No Me Dejes)”, “Hombres En La Noche” y 5 o 6 versiones del éxito mayor de Sunshine y el Combochorno, “El Happy Birthday.” Mis primeros años de mafutero no hubiesen sido los mismos sin ese cassette, el cual ayudó a moldear el sentido del humor de una generacion completa de hijos de la gran puta, entre los cuales me incluyo. Tu lugar en el Salón de la Fama de la Charlatenería y Cabronería Boricua está seguro Sunshine, no importa que hoy en día no me des nada de risa.----NBC



2. Rankin Stone: Era una época oscura. Yo estaba en la intermedia y compraba todos los cassettes de reguetón que podía. Los que no, pues los pedía prestao y los grababa. Estaba tan juckiao con la pendejá que hasta me los tumbaba de Pentagrama en Santa Rosa Mall en Bayamón. Nada, la cosa es que yo estaba bien metío en esto y me pasaba culiando, en ese entonces así se llamaba el perreo. Claro, yo era un niño y no podía entrar a las discotecas, y de poder hacerlo mi mai tampoco me dejaría. Así que siempre andaba con un walkman y aprovechaba y “perreaba” (perdonen, pero la palabra culeo me irrita), en la escuela, en la cancha de por casa, en la fila del cine de San Patricio, en el catesismo, en el supermercado con mami e incluso en la sala de emergencia del hospital. Pero este baile pa’ esa época como que no la hacía, la mayoría de las canciones eran de malianteo, tiraeras y alguna que otra canción de romantiqueo pussy, y pues... perrear al ritmo de esas letras era medio badtrip. Pero llegó el bellaqueo explícito en las canciones y el género se puso de pláceme.

 Este nuevo periodo, iniciado por el siempre recordado Reguetón Sex, el cual contenía una de las canciones más queridas del pueblo puertorriqueño “puta, pam pam ram pamparanpam, puta”. Se notaba que algo estaba cambiando en el género, pero no fue hasta que llegó Fatal Fantasy de DJ Joe, que dió el cambio definitivo que pondría al reguetón hasta en la China. Se puede hablar de un antes y un después del género, teniendo a Fatal Fantasy como línea divisoria. Anyway, este disco le dio la oportunidad a un muchachito que llevaba cantando como 10 años pero que siempre se lo tripiaban y nadie lo tomaba muy en serio a brillar. Hablo, señoras y señores, de Ranking Stone, el rey de los melones. Empecemos pensando en su nombre: Ranking Stone.

Ranking,claramente viene de rankiaera, Stone, muy bien podría venir que piedra o de arrebataera, para esta última utilizamos el verbo stoned. Así que Ranking Stone significaría: Piedra Rankiá o Arrebato Rankiao. Pero también, y me parece que es la verdadera respuesta a este enigmático nombre, Ranking Stone no es nada más y nada menos, que una referencia a la mítica banda de rock The Rolling Stones. Sea cual sea el significado, se lo aplaudo.

Pero bueno, que es lo que hace de Ranking Stone merecedor de estar en esta tan selecta lista? Pues obviamente las letras de sus canciones. Si no me equivoco, su primer éxito charlatanesco bellaco, incluído en el mencionado Fatal Fantasy, decía algo así: “Mami, abre las piernas bien duro, que te voy a dar con el muro, con la tercera pierna, ahí te va. Mai grita(ahhhh) ahora di que no (nooo), que no pare por favor, mai grita (ahhhh) ahora di que no (nooo), que no pare de darte hierro” Otro ejemplo de tan singulares letras, es la simpatiquísima ““soy un Be, doble Be llaco y no tengo miedo de comentarlo, soy un Be, triple Be llaco, soy un Be, cuatruple Be llaco...” No nos queda de otra más que sonreír por el ingenio de tal figura.

Confieso que mi canción favorita de Ranking Stone, y que más de una vez se la dediqué a una dama es la canción del lechero, la cual su coro dice así: “Las mujeres piden, papi dame leche, aqui ya llegó el lechero para complacerte. y los lecheros dicen, mami toma leche, aqui ya llegó el lechero para complacerte... Saca el galón y jálame la popeta, saca el galón y jalame la popetaaaaa”. Pero la canción que lo cataputó a otro nivel y que se ha convertido en un clásico de la música puertorriqueña, es la simpatiquísima: “Que Melones, mami que melones. No son melocotones, mucho menos limones, como pomarosa es el color de sus pezones. 

Ranking siguió activo en el ambiente del reguetón por varios años más, sacó un par discos más, tuvo un par de hits adicionales y hasta se adentró al mundo de la lucha libre. Pero el género cambió y ya no había espacio para las charlatanerías dentro de éste. Ranking sigue intentando pegar, pero sus esfuerzos son en vano. Hace un par de meses sacó una horrible canción junto al luchador El Chicano, la cual da mucho de que desear. Pero el boquete que caló Ranking fue tan hondo que todavía lo recordarmos y con una sonrisa en la cara decimos “Ranking, a la verdad que eres un charlatan, bellaco” -----JLR




3. Luisito Vigoreaux: A diferencia del Gangster y Sunshine Logroño, Luisito Vigoreaux no es realmente un actor o comediante, y en las ocasiones en las que ha incursionado en la actuación, rara vez interpretó personajes que no fueran 98% basados en su propia personalidad. No había necesidad de ello. Luisito siempre ha sido el tipo que todo boricua conoce;quizás tienes un vecino como él, o un tío o tu papa.Quien no conoce un borrachonsito jocoso y benévolo que utiliza camisas tropicalonas y floreadas marca Tony Bahama casi exclusivamente, cultivando un look como de que está ready pa partisear en cualquier lugar y en cualquier momento? Tu conoces a este cabron.

Luisito es el hombre símbolo de cierta demográfica: el señor cincuentón (y bellacón) con algun grado de comodidad económica a quien le encanta darse el palo y putiar mientras la doña está en la casa cuidando a los nietos. No es casualidad que las tiendas Clubman lo hayan utilizado como spokesman por los últimos huelemil años. A pesar de la gran cantidad de programas de television que el Sr. Vigoreaux ha producido, es su propia personalidad aquello que mejor lo cualifica para aparecer en este listado de hijuelas.

Uno de los momentos célebres en su trayectoria como charlatan lo fue un programa de cocina que tuvo con Otilio Warrington “Bizcocho” en television hace como 6 o 7 años, el cual salia al aire en vivo como a las 11 a.m. Los cabrones hacían chistes de doble sentido y bebían frente a las cámaras, sin importarles un carajo. Lo más increible es que aun las doñitas sesentonas le rien las gracias y lo apoyan incondicionalmente. Eres sendo hijueputa Luisito. Eres una leyenda.----NBC




4. Elvis Crespo: Elvis Crespo es lo que se llama en la calle un cojonú y no por el tamaño de sus bolas (el cual desconozco), si no por todavía estar dando bandazos en un género tan moribundo como el merengue. Empezó su carrera en Grupo Mania, uno de los grupos más exitoso dentro del género tropical. De estos no voy a hablar mucho, todos sabemos los jodedores que fueron los muchachos de Grupo Mania. Jodían de lo lindo. Pero ser un jodedor no es un lo mismo que ser un charlatán y Elvis se dio cuenta de esto. Así que dijo “pal carajo, yo puedo brillar por luz propia” y se lanzó como solista. Y rápidamente su estilo lo lanzó por una vereda distinta a la de sus homólogos, Grupo Manía. Mientras estos se mantenían en una línea extrictamente de jodeera, Elvis Crespo adoptó una un poco más seria y romanticona.

Temas como “Suavemente, bésame, que quiero sentir tus labios besándome otra vez”, “Le dije yo al pintor, píntame la carita, de la nena más bonita, dentro de mi corazón” o “por el caminito, yo te llevaré, por el caminito te enamoraré” fueron los causantes de los primeros besos de toda una generación que se apartaba de las tendencias musicales “cool” para ese entonces, dígase el reguetón, La Secta, Vivanativa, Blink 182 y Robi Draco Rosa. Algo bonito con Elvis Crespo es que tenía el don de poder unir en una misma pista de baile a integrantes de más de una generación. En serio muy, pero que muy bonito.

Pero Elvis Crespo fue evolucionando así como el mercado lo hacía. Por eso sacó los remixes de sus canciones en el año 1999. Sí, sus éxitos ahora se podían bailar al ritmo del Trance y de otras tendencias similares exitosas para esa época. Por eso, no nos sorprendió para nada cuando en el año 2000 salió con su canción Wao, Flash!. Elvis era un visionario del merengue. Lo fusionaba con cuanto género existiera, reguetón (siendo el pionero), cumbia, salsa, regue, goth metal, punk, bachata. Elvis Crespo está cabrón.

Me acuerdo que mi clase graduanda de 4to año contrató los servicios del señor Elvis Crespo por eso mismo, porque estaba cabrón. Y la cosa fue que dio un show cabrón y todo el mundo la pasó cabrón. Me acuerdo de Yamilé, una nena que estaba bien buena en la escuela, pero que era bien bicha. No sé como lo logré, pero bailé con ella la canción “Suavemente”, después de dar una voltereta de esas necesarias en el baile la miro directo a los ojos y le hago un poco de lip singing, así al compas de la canción y se puso bien bellaca, estoy seguro que nadie le había, tan siquiera, lipsinquiao algo tan lindo como “bésame suavesito sin prisa y sin calma, dame un beso bien profundo que me lleve al alma”, pero esa noche me la llevé, y fue algo bien algarete, de que pensamos que íbamos a ser papás y to’. Que bueno que no fue así, pq imaginate yo con un muchachito ahora y que se llamara Elvis. Na’ deja eso.

Quizás muchos chamaquitos no conozcan a Elvis y piensen que es un charro, y que por lo único que lo conozcan es por que se jaló una puñeta en un avión. Pues dejame decirte que hay que ser bien charlatán pa’ atreverse a hacer eso. ---JLR



5. Edwin Rivera Sierra (“El Amolao”): Solo en Puerto Rico podría un individuo como este lograr un puesto electivo en el gobierno. Entre 1988-2003, luego de jubilarse de la Policia de PR por una condicion de nervios y trabajar como taxista, fungió como Alcalde de uno de los municipios mas descojonaos y mal administrados de Puerto Rico (y probablemente de toda Latinoamerica), Cataño. Quizás nunca nos hubiesemos enterado de la existencia de este peculiar caballero, a no haber sido por una estatua de Cristobal Colón que un escultor ruso decició regalar al primer cabron que estuviese dispuesto a aceptarla. Y ese cabron, jóvenes, se llamó Edwin Rivera Sierra, mejor conocido en los antros, lechoneras, chinchorros y diarios del país como “El Amolao.

La estatua de Colón no era solamente otra estatua. Esta pendejá era más grande que la Estatua de la Libertad y “El Amolao” aceptó la misma sin tener una idea muy clara de donde puñetas habría de ubicarla. Obviamente, este acto de moronidad e ineptitud gubernamental le llamó mucho la atención a la prensa y, así las cosas, “El Amolao” se convirtio en toda una celebridad boricua. Pero ese fue solo el comienzo de nuestro romance cultural colectivo con este caballero. Las hazañas que prosiguieron, hicieron la decision de aceptar la susodicha estatua lucir como una manifestación de pura genialidad.

En años subsiguientes “El Amolao” se inventó docenas de cuentos que eran solo producto de su imaginación, pero que el aseguraba estaban evidenciados en una serie de libros de texto que tenía guardados en su casa. Entre estos cuentos, recuerdo uno a los efectos de que, antes de ser gobernador, a Luis Muñoz Marin lo arrestaron con una prostituta en Cataño y que como represalia su gobierno siempre desfavoreció a ese municipio. Los textos nunca aparecieron, pero imaginaciones como éstas consolidaron el lugar del Amolao en el Salón de la Fama de Charlatanería.

"El Amolao”, cien por ciento para mal, en cierta forma cambió el panorama de la política del país. Fue el pionero para que otros charlatanes descaradamente incompetentes ( a diferencia de los incompetentes previos, quienes al menos trataban de mantener una apariencia de aptitud), tales como Evelyn Vázquez, Ivan Rodriguez Traverzo y Antonio Soto “El Chuchin”, identificaran la oportunidad de ellos también lanzarse al ruedo politico, sin necesariamente tener que aprender nada sobre temas de actualidad ni dejar de ser cafres e ignorantes (o como ellos lo llaman “ser de pueblo”). Pero más que por ninguna otra cabroneria que haya hecho, “El Amolao” sera recordado por sus peculiares frases “Dándome unas Palmolives” y “Esto se jodió”, ya ampliamente incorporadas al lexico charlatanistico portorricencis.-----NBC

3 comentarios:

  1. donde esta rankin stone ahora? pues es el guardia de seguridad del canal 6...

    ResponderEliminar
  2. Luisito Vigoreaux es la cosa mas hija de puta que ha salido de tan noble tierra. Cuando niño, mientras veia a Entrando Por La Cocina me decia a mi mismo "cuando crezca voy a ser como Luisito V".

    ResponderEliminar
  3. hit, miss, hit, miss, hit, en ese orden...

    ResponderEliminar